Charla “Hidroeléctricas y desplazamientos forzados: Endesa y el Quimbo (Colombia)”

Charla: Hidroeléctricas y desplazamientos forzados: Endesa y el Quimbo (Colombia)

Ponente: Alejandro Pulido ikertzailea (Colonbia)

urtegiak hitzaldia

Endesa, la gran energética española

Endesa, la gran energética española que fichó a Aznar con un macro-sueldo (entre 300.000 y 400.000 euros), se ha expandido como Iberdrola y otras por América Latina, exportando el mismo modelo que le ha caracterizado aquí (nuclear, térmicas, grandes hidroeléctricas) a Latinoamérica, de donde ahora proceden muchos de sus beneficios: en lo que va de año (2014 – hasta junio) Endesa tuvo 765 millones de euros de beneficio, siendo los ingresos en Latinoamérica de 4.458 millones.

Endesa (ahora dentro de la italiana Enel) es ya la mayor multinacional eléctrica privada de Latinoamérica, con presencia en Brasil, Colombia, Perú, Argentina y Chile. En Colombia, Chile y Guatemala Endesa ha causado el terror y la desolación con grandes centrales hidroeléctricas, afectando al medio ambiente y también a comunidades rurales e indígenas, desplazándoles, inundando sus casas, sus raíces, inundando las tierras más fértiles, terminando la pesca, etc. Pero además ha implantado estas represas engañando a l@s afectad@s.

En el estado español Endesa cuenta con 23 térmicas entre carbón 3 Unidad de producción hidroeléctrica 3 hidroeléctrica y 5 nucleares que opera junto a Iberdrola, incluyendo Garoña. Un gran productor de gases de efecto invernadero, de polución, de basura, emisiones y riesgo radioactivo, etc.

Endesa y la hidroeléctrica del Quimbo

El proyecto de central hidroeléctrica de El Quimbo de Endesa en el río Magdalena es el proyecto insignia de Endesa. Pero cientos de habitantes de municipios afectados rechazan al embalse y han unido fuerzas en la asociación Asoquimbo, complicado el futuro del proyecto. Hace 30 años, a pocos kilómetros y sobre el mismo río Magdalena, los vecinos de Hobo y otros pueblos aceptaron la construcción de la represa de Betania. Ninguna de sus promesas de empleo y de progreso se cumplieron. Endesa y el proyecto El Quimbo no tienen credibilidad. Mientras se destruirían 9.000 hectáreas de tierras y bosques con especies endémicas, 400 familias serían desplazadas y 8.000 campesinos perderían su empleo. Además del riesgo que supondría, pues Quimbo estaría construida sobre nueve fallas geológicas, causando sismisidad inducida.

Endesa también construyó en la cordillera andina de Chile la represa de Ralco. Las comunidades mapuches aceptaron la instalación de la central en 2003. Endesa y el Estado incumplieron buena parte de los acuerdos y realojaron a los afectados en tierras yermas o sin acceso al agua. Ahora, más al sur, en Los Lagos, Endesa quiere construir una represa sobre el Lago Neltume. Y más al sur, en Aysén (Patagonia chilena), Endesa proyecta la construcción de cinco represas sobre los ríos Baker y Pascua, financiadas por el BBVA durante varios años.

En Colombia las grandes energéticas extranjeras han impuesto un modelo bajo, paralelo al expolio de recursos. En el departamento de Antioquía a las tres que ya existen, se sumarían otras 16 represas, 5 de ellas en el río Cauca. En este proceso además de los impactos ambientales y sociales, se replican otros de carácter político y humano, como la imposición y engaño, robo de tierras, asedio de comunidades, desplazamiento, violaciones de expresión, criminalización, colusión empresa-gobierno-fuerzas de seguridad,, represión (ejército, paramilitares), asesinato de activistas, etc frente al enriquecimiento de esas empresas, sus consejeros y las economías donde poseen sus matrices .

¡Ríos para la vida no para la muerte!

¡Agua y energía no son mercancía !

Antolatzaileak:  Ekologistak Martxan eta CEAR


  • Twitter
  • Facebook