Antiglobalización y Deuda Ecológica

nok nori zor1El concepto de Deuda Ecológica tiene su origen en los movimientos populares del Sur, en concreto en el Instituto de Ecología Política de Chile, con ocasión de la Cumbre de Río de Janeiro (1992) y desde entonces se ha ido expandiendo geográficamente y al mismo tiempo desde los movimientos sociales a los ámbitos académico, político e institucional.La Deuda Ecológica es la deuda acumulada por los países enriquecidos del Norte hacia los países empobrecidos del Sur por dos razones. En primer lugar, las exportaciones de productos primarios a precios muy bajos, es decir, sin incluir los daños ambientales producidos en el lugar de la extracción y del procesamiento, ni la contaminación en escala global. En segundo lugar, por la ocupación gratuita o muy barata de espacio ambiental -la atmósfera, el agua, la tierra- al depositar los residuos productivos. La Deuda Ecológica se ha originado durante el colonialismo y se sigue generando cada día. Su fundamento se basa en la idea de justicia ambiental ya que si todos los habitantes del planeta tienen derecho a la misma cantidad de recursos y a la misma porción de espacio ambiental, los que usan más recursos o ocupan más espacio tienen una deuda hacia los otros.